Todas nuestras joyas son de Plata de Ley 925 , una pieza compuesta por 925 milésimas de plata, qué quiere decir esto? Que está compuesta por un porcentaje de 92,5% de plata pura, y 75 milésimas de cobre, o 7,5% de cobre expresado en tanto por ciento. Lo que llamamos a la famosa Plata de ley 925.

Si es así, está considerado además como plata de primera ley. En el mercado por calidad y características es de las mejores que podemos encontrar.

Excepto las joyas de la colección MAXI JOYAS, que son unas joyas muy especiales fabricadas especialmente con una aleación diferente; en Plata de Ley 999. Es decir un 99,9% de Plata pura y un 0,01 % de aleación de materiales.

Se debe tener un cuidado especial cuando hay piedras naturales, perlas y nácar ya que los líquidos para limpiar la plata, el alcohol o el simple sudor (si el ph es ácido) son agresivos y podrían dañarlas. 

La plata, y también la plata pura, es un material muy dúctil y maleable. Su color similar al gris con un brillo blanco es susceptible al pulimento. No es un material al que le afecte el oxígeno y, por tanto, está exento de este tipo de oxidación. Sin embargo, es muy sensible al azufre y se oscurece cuando entra en contacto con este. Dos de sus características más importantes son su alta conductividad térmica y su alta conductividad eléctrica.

La Plata es un material, que en principio puede someterse al sudor, al agua…, pero depende de la acidez de cada persona cabe la posibilidad de que nuestras joyitas se oscurezcan, pero eso no es ningún problema debido que este material se puede limpiar fácilmente y volver a brillar con su color original!

¿Cómo limpiar joyas de Plata y hacer que vuelvan a brillar?

La plata de ley puede perder el brillo con el tiempo cuando está expuesta al aire libre. La pérdida de brillo es un proceso natural que puede solucionarse sin problema lavándolo con un producto especial para Plata y un paño suave.

Agua y jabón: Pon tus joyas en un recipiente con agua muy caliente e incluso con agua hirviendo, añade un poco de jabón de lavar las manos y deja tus joyas en el interior durante 10 minutos, una vez las saques frótelas con un trapo de algodón (sirve la toallita de limpiar tus gafas) y finalmente sécalas con una bayeta.

Gamuza para limpiar joyas de Plata: Existe una gamuza especial, que lleva un producto impregnado en su tela que sirve para dar brillo y devolverle la luz a nuestras joyas. Van de maravilla. En nuestra joyería física es lo que usamos más a menudo. Puedes comprarlas si quieres aquí 

Líquido siddol es un producto especial para la limpieza de Plata. Una vez lo tengas abre el bote, introduce tu joyita en el interior y rescátala pasados 2-3 minutos, no más de ellos, entonces frota con un trapo de algodón o gamuza para eliminar residuos del producto. Finalmente limpia la joya con agua y jabón y vuelve a darle con una bayeta. No recomendamos hacer este proceso con las joyas de Plata con Baño de Oro.

Tus joyas quedarán igual de nuevas que el primer día que llegaron!

Para el cuidado de joyas de plata de ley y bañadas en oro:

1. Recomendamos no realizar actividades deportivas con las joyas.

2. Evita el contacto de la joya con productos cosméticos o domésticos que puedan dañar su color: como las lacas, perfumes, champús etc…

3. Para la limpieza de las joyas debes usar agua tibia y jabón PH neutro. Utiliza un cepillo de dientes suave y después sécalas con una gamuza o un paño de algodón especial para ellas que puedes comprar en nuestra tienda online.

4. Preferiblemente es mejor guardar las joyas de manera individual en sus estuches originales para su correcta conservación.

5. Todas las joyitas de Plata con baño de Oro son en su esencia de Plata, un material plateado, al que se le aplica un recubrimiento de Oro de unos milímetros así que con el tiempo natural, el uso y los roces de la misma ropa, piel o joyas puede desvanecerse poco a poco la intensidad del Oro. Solo tendrás una joya permanentemente dorada para siempre sin que desvanezca la intensidad aquella que sea Oro Macizo o Puro, ya que su color original interior y exterior es dorado.

Por último, la velocidad a la que este color va desapareciendo depende de múltiples factores como el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el nivel de PH de la piel de cada persona.

Es importante tener un cuidado adecuado de tus joyas bañadas en oro, o bien, si tu experiencia te dice que no te dura, es preferible que escojas las joyas en su versión en plata.

CONSEJOS DE COMO CONSERVAR Y CUIDAR LAS PERLAS

La perla es un material orgánico de calidad pero que tiene una vida útil de brillo de unos doscientos años. La perla puede tornarse menos brillante y perder luz si tenemos un mal uso. A continuación os dejamos consejos muy útiles para prolongar la belleza y la vida de una perla.

1. Evitar el contacto directo con perfumes, alcoholes, maquillaje, cosméticos, lacas, jabones, etc., es el primer consejo que podemos poner en práctica para evitar la destrucción de la espectacularidad de nuestras perlas:

Nunca debemos ducharnos o lavarnos con las perlas puestas.

2. Conservar y guardar las perlas de un modo correcto es el segundo consejo: Conservarlas a una temperatura constante es clave, allí donde no se produzcan cambios bruscos en ésta.  Evitaremos, de este modo, una desecación excesiva de las mismas.  Enemigo a evitar: radiadores y estufas.

A la hora de guardarlas, siempre impediremos que entren en contacto con el resto de las joyas para evitar fricciones que puedan derivar en ralladuras en el nácar de la perla. Esto es debido que la perla es mucho más blanda que los metales con los que están fabricadas las joyas.

Por último, si es posible, las envolveremos en una gamuza de algodón, terciopelo, gasa, etc., pero nunca en una caja o estuche estanco: las perlas necesitan transpirar.

3. Además de la limpieza con agua después de cada uso, si permanecen largos períodos de tiempo sin ser utilizadas, es conveniente mantenerlas una vez al año, ya sea con una gamuza humedecida o, directamente, agua.

El agua es fundamental para evitar la desecación de la perla. Sin embargo, aunque las perlas agradecen el contacto con el agua, nunca debemos de dejarlas sumergidas en ella, ya que esto perjudica gravemente al hilo de pasado.

Espero que te haya servido esta información y consejos y no dudes que si tienes cualquier duda consultarnos :)